SI NO ESTÁS VENDIENDO POR INSTAGRAM
ES PORQUE NO TE DA LA GANA

Vamos a ver. ¿Qué te lo impide? Tus clientes están allí, explorando y descubriendo las posibilidades de esta red social. Absolutamente abiertos a hacerse con los productos y servicios que necesitan para su vida diaria. Totalmente dispuestos a aprovechar una interesante propuesta, una buena oferta, una atractiva novedad. Y por su lado, Instagram junto a las demás opciones de la web ponen en tus manos todos los elementos para interesarles, seducirles, convencerles. Incluso para llevarles a un botón de compra y conseguir cerrar la venta.

¿No tienes tiempo para dedicarte a ello? ¿No sabes cómo se hace? ¿No te atreves? ¿Tienes miedo….de qué? Ok, vale, lo entendemos. Nosotros llevamos tiempo con ello y lo vemos mucho más claro. En cualquier caso, si hasta ahora no lo has conseguido, si hasta ahora no has sacado rendimiento de tu canal en Instagram, quizás deberías tener algunas cosas en cuenta. Te contamos cómo vender por Instagram.

 

¿Tienes ya tu perfil de empresa en Instagram?

Quizás esto ya lo tengas asumido y te parezca muy básico. Pero por si todavía no te lo han contado. Por defecto, tu perfil de Instagram se activa como un perfil personal. Si es así te estás perdiendo un conjunto de opciones que la red social te ofrece, sin ningún coste, para darle un enfoque empresarial a tu perfil.

Estadísticas de tu cuenta.

Esta opción te permite tener datos de cómo interactúan las personas con tus contenidos en la red. De esta forma podrás tomar mejores decisiones a la hora de enfocar tu estrategia en este canal.

Promocionar tus publicaciones.

Con ello podrás publicitar tus publicaciones para hacer que lleguen más personas. ¿Entonces, estamos diciendo que debes poner dinero? Sí, pero tampoco tanto. Es cuestión de hacerlo con inteligencia. La verdad es que la competencia en la red cada vez es más dura. Puedes llevar a cabo una estrategia sin esta opción. Pero para que tu estrategia de ventas vaya a más, más rápidamente, recomendamos pequeñas inversiones. Ya verás que se adaptan totalmente a tu presupuesto y logran ser muy rentables. Tú eliges.

Activación de Instagram Shopping.

Pruébalo y te convencerás. Se trata de una funcionalidad que permite hacer que tus compradores vean tus productos y servicios y entren en tu web dispuestos a comprar. Luego te contamos más.

 

¿Estás publicando contenido relevante para tus clientes?

Si tu enfoque es el de la venta, procura reflejar aquello que da valor a tu producto o servicio. Aquello que te diferencia y por lo que te eligen. Muéstralo en imágenes y vídeos, pero también cuéntalo en textos. No te centres sólo en lo que ofreces, también deberías explicar quién eres, cómo eres, cómo o dónde trabajas, cuáles son tus valores, qué te inspira…

Pero hay más. Tu foto, de perfil el nombre de tu cuenta, tu descripción y hasta el uso que le des a las Instagram stories: todo es importante para alcanzar un perfil de empresa que atraiga e interese y, así, captar nuevos seguidores y fidelizar a los que ya tengas. Aquí van algunos consejos:

– Usa una versión simplificada de tu logo que encaje con el formato Instagram.

A la hora de poner nombre tu perfil de empresa, puedes complementarlo con palabras claves relacionadas con tu negocio para que te localicen mejor. – Aprovecha la descripción (bio) para atraer a tu público. Añade el enlace a tu web para llevarles a un espacio donde puedes acabar de convencerles.

No te olvides de explotar las historias y las stories destacadas. Las stories un elemento de atracción a tu perfil clave. Por su lado, las stories destacadas son una oportunidad para ordenar la información de forma que el usuario entienda tus propuestas sin tener que visitar uno a uno los posts publicados.

Cuida la calidad de la imagen: hablamos de branding, de imagen de marca, un factor clave para que tus clientes te elijan. Así tu objetivo en las redes sociales no tiene que ser simplemente promocionar productos sino ofrecer un estilo visual de calidad y que conecte con los gustos de tu cliente.

Cuida los textos. Ponte en el lugar del usuario, cliente o seguidor. Piensa en su contexto, en lo que sabe o no sabe. En lo que opina de ti y de tus competidores. Ponle un punto de emoción a tu redacción, pero no te enrolles y no le hagas perder el tiempo.

Usa hashtags.Son aquellas #palabras #ideas #conceptos precedidos por el símbolo almohadilla que te permiten llegar a la gente que busca por intereses. Te recomendamos usar como máximo cinco o seis bien elegidos en cada publicación, siempre después de la descripción.– Localiza tus fotos: ¿conoces la opción “Agregar al mapa” en tus imágenes? La cercanía puede ser clave para los clientes dispuestos a comprar.

Planifica la frecuencia de tus publicaciones: ni mucho ni poco. Pero publicar de más tampoco aporta nada. Crea contenido de calidad, sé regular y recibirás la atención que mereces.

 

¿Tus seguidores son una audiencia de calidad?

Hoy en día las redes sociales son unos de los principales canales para llegar a tus clientes. Así, muchos optan por hacer estrategias de captación masiva: cuantos más seguidores mejor. Pero no, no va así. Lo importante es que sean personas que realmente estén interesados en tu negocio. Ya sea para convertirse en clientes o no, si tus acciones en redes no alcanzan a la gente correcta el esfuerzo será en vano.

Aquí la tarea es simple pero ardua. Debes conocer quien son los públicos a los que quieres llegar y ofrecerles lo que les interesa. Dispones de las estadísticas de Instagram para conocer algunos datos cómo dónde se localizan, su edad y género, a qué horas se conectan, cuáles de tus publicaciones generan más interés, etc.

 

¿Y lo de vender, qué?

Instagram Shopping permite marcar tus productos añadiendo su precio y enlace para que tus seguidores puedan comprarlos directamente en la web. A partir de nueve publicaciones etiquetadas de esta forma la cuenta automáticamente obtiene la pestaña ‘Comprar’. Instagram agrega el ícono de una pequeña bolsa de la compra para a que tus seguidores puedan identificar esos artículos a la venta. Por lo demás, el sistema de publicación es el mismo que el de cualquier publicación. Para activar Instagram Shopping, debes tener un perfil de empresa conectado a de Facebook y publicar allí tu catálogo.

Si ya dispones de una web para realizar la compra, verás resultados sorprendentes inmediatamente.

¿Todavía no tienes una tienda virtual? Sólo te queda cerrar la venta y dependerá de aquello a lo que estén habituados tus clientes. Tienes otras alternativas: compras a través de otras plataformas, contacto directo por mensaje, email o teléfono. Encontraremos la forma.

Luego existen todo tipo de opciones para hacer llegar la compra a tus clientes sin que te suponga demasiados problemas. A costes muy razonables.

¿Te parece mucho trabajo? ¿Cuál es el coste de no hacerlo?

Está claro. Si no lo haces tú, otro lo hará. Ése es el coste. En Flow Media lo estamos viendo y viviendo día a día. Es el momento clave para llevar tu negocio a las redes sociales para no quedarse atrás.

Pero si lo haces, si te lanzas, hazlo bien. ¿Te parece demasiado trabajo? ¿No cuentas con el tiempo ni los recursos para hacerlo bien? Elige a alguien que te dé la seguridad que das los pasos correctos. Tomando los riesgos necesarios. Es decir, con atrevimiento, con valentía, pero con una estrategia bien diseñada y una ejecución que te asegure los mejores resultados. Y en eso, en Flow Media tenemos la experiencia y el conocimiento de haber tratado con todo tipo de clientes en diferentes sectores.

Ponte en contacto con nosotros para concertar una videoconferencia, llamada o reunión virutal. Lánzate. Llámanos al +34 675 65 32 43 o escríbenos a pvelasco@flowmediamkt.com. Empieza a vender en Instagram. 

 

#

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *